Kate Beckinsale estupenda a sus 46 años

La actriz decide subir una imagen a Instagram luciendo un cuerpo de envidia en bikini y algunos usuarios encienden la polémica: “demasiado mayor, buscas atención”.

La británica ha defendido el derecho a sentirte atractiva y amar tu cuerpo independientemente de la edad.

Apunto de cambiar de década, año 2020 en ciernes, y hay muchos usuarios de redes sociales que creen que su derecho a la crítica no se limita al respeto hacia los demás. Lamentable arma la de empoderarte para al ataque gratuito y usar como herramienta las redes sociales vertiendo comentarios dañinos hacia todo aquel que se atreva ser uno mismo y colgar lo que le plazca en sus cuentas personales.

Kate Beckinsale alcanzó la fama luchando contra vampiros en la saga Underworld y pese a haber estado en el “olimpo” de Hollywood, tomó distancia de la industria porque prefiere evitar que se hable de la diferencia de edad con su pareja e incluso de la suya propia. Tiene 46 años, ¡46 estupendos años!

Y aunque no tuviera un físico espectacular, que lo tiene, nadie debería juzgar su aspecto ni las imágenes que quiera difundir de ella misma. Hace unos días tuvo que defender su honor en Instagram por la fotografía publicada posando en bikini. Algunos usuarios han descargado su odio en diversos comentarios, algunos tan dañinos cuya respuesta recibida ha sido “creo que eso lo dices porque eres un cabrón asqueroso”.

Kate Beckinsale posa antes los fotógrafos.

Que cuando a una persona le tocan la fibra es lógico que se pierdan los papeles. El paso de los años en las mujeres se juzga y aunque este simple ejercicio en sí es terrible, que sea de forma peyorativa es aún más lamentable. Pese al auge del feminismo, aún perduran muchos clichés asociados a la figura femenina (¿cuánto queda para que desaparezcan?). Una usuaria (si, una mujer) comentaba que la actriz era demasiado mayor y sólo buscaba atención. La respuesta de Kate Beckinsale, aunque le ha tomado su tiempo, ha sido de aplauso. Primero porque arranca dando una lección de análisis porque una acusación sobre alguien que no conoces puede revelar algo de uno mismo. “No te conozco y no sé qué te ha hecho pensar que cuando eres mayor no tienes ningún valor y que tampoco puedes ser atractiva o sexy, o tener una relación con tu cuerpo que no es de odio hacia tí mismo pero de, una mujer a otra, te diría que no te dejes convencer por todo ese ruido”. Continúa su desarrollada respuesta con cariño, pese a todo. “Si eres joven y tienes miedo de hacerte mayor, no lo tengas. Porque no es como la gente dice para asustarnos, sobre todo a las mujeres. Te sentirás mucho más poderosa y serás capaz de hacer muchas más cosas. La gente o los medios que te están asustando, diciéndote que solo tienes valor durante tu juventud, o que exigen todo eso que no puedes cumplir, todo eso es ruido y espero que te permitas ignorarlo. Si eres mayor, no dejes que el miedo te limite”. Y para concluir y contrarrestar el odio: amor, mucho amor. “No puedo imaginarme todo lo infeliz que debes de ser para escribir cosas así. La gente pasa por cosas muy duras, pero fingen que todo está bien, nunca se sabe. Os envío todo el amor y espero que recibáis este mensaje con el propósito con el que lo he enviado. Sé que tenéis más que ofrecerme que comentarios odiosos que me cuentan más sobre vosotros que sobre la gente a la que le comentáis. Os envío amor. Besos”. ¡Chapó!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *