Lana Turner, cautiva del amor

La actriz perdida, Lana Turner (1921-1995)

ulgurante estrella de Hollywood, símbolo sexual de los años 40, protagonista de 60 peliculas y de una turbulenta vida sentimental, falleció hace 25 años

‘Un hombre exitoso es uno que gana más dinero del que su mujer puede gastar. Una mujer exitosa es una que puede encontrar un hombre así’. Solo la gran Lana Turner podía permitirse una frase de este calibre sin agitar sus largas pestañas.

Lana Turner, primer plano de una belleza del Hollywood dorado de los años 40
Lana Turner, primer plano de una belleza del Hollywood dorado de los años 40

Julia Jean Mildred Frances Turner nace el 8 de febrero de 1921 en Wallace, Idaho, y fallece víctima de un cáncer de esófago en Los Ángeles, el 29 de junio de 1995. Contaba 75 años.

Conocida como Lana Turner, la actriz estadounidense triunfó en Hollywood y se convirtió en una de sus más fulgurantes estrelllas. Símbolo sexual de los años 40, protagonizó, entre otras destacadas cintas, El cartero siempre llama dos veces, Imitación a la vida y Cautivos del mal, que protagonizaría junto al recientemente fallecido Kirk Douglas en 1952.

Kirk Douglas y Lana Turner en Cautivos del mal (The Bad and the Beautiful)
Kirk Douglas y Lana Turner en Cautivos del mal (The Bad and the Beautiful)

Protagonista de una agitada vida sentimental, estuvo casada en siete ocasiones. Artie Shaw fue su primer marido y, entre los posteriores, destaca el Tarzán Lex Barker, el cuarto de ellos. Además, sostuvo infinidad de romances. Pero el cénit de tan turbulenta trayectoria afectiva tuvo lugar el 4 de abril de 1958 cuando un sangriento suceso conmocionó Estados Unidos. Cheryl Crane, de 14 años, hija de Lana Turner y de su segundo marido, Stephen Crane, asestó una cuchillada mortal al gángster Johnny Stompanato, amante de su madre.

Hollywood confidential: el escándalo Lana Turner

Todo empezó cuando el gángster Stompanato conminó a la actriz: ‘Lo harás o te rajo’. Cheryl, escondida tras la puerta, presencia la escena. Coge un cuchillo y acude en defensa de su madre. En el fragor de la pelea lo clava en el vientre del agresor. La justicia la exoneraría, pero… ¿era de verdad inocente?

Lana Turner, cautiva del amor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *