Luis Felipe Urueta, primer colombiano en dirigir en las Grandes Ligas

Se hizo cargo de los Diamondbacks de Arizona desde el quinto episodio del partido contra los Padres de San Diego. Y ganó.

Este domingo el mánager Luis Felipe Urueta se convirtió en el primer colombiano en dirigir a un equipo de las Grandes Ligas de béisbol. Hecho histórico para el deporte nacional.

Urueta, habitualmente asistente técnico, quedó encargado de los Diamondbacks de Arizona luego de la expulsión del mánager titular, Torey Lovullo.

El colombiano guió a su novena, desde el quinto episodio, a la victoria 4-3 sobre los Padres de San Diego en la MLB.

Luis Felipe Urueta ya lleva varios años trabajando con los Diamondbacks de Arizona y también ha sido mánager de la selección de Colombia de mayores.

El domingo 26 de julio de 2020 pasará a la historia como el día en que un colombiano dirigió por primera vez en la historia a un equipo de Grandes Ligas. Luis Felipe asumió durante cuatro entradas y dos tercios el mando de su novena tras la expulsión del mánager Torey Lovullo, en el juego que los Cascabeles derrotaron 4-3 a los Padres de San Diego, en el Petco Park, de la ciudad de California.

Corría la parte alta del quinto episodio y los locales ganaban 1-0. En el turno al bate se encontraba el bateador designado Kevin Cron ante el pitcher Garrett Richards. Uno de los lanzamientos del serpentinero pegó en el codo izquierdo del pelotero estadounidense y este se disponía a avanzar a primera al ser golpeado.

Sin embargo, el umpire del ‘home plate’ Mark Ripperger, consideró que el bateador no hizo nada para esquivar la pelota, por lo tanto debía seguir en la caja de bateo sin recibir el tiquete gratis.     

Lovullo, que estaba en la cueva al lado de Urueta, ingresó al campo a reclamarle a Ripperger que Cron merecía el avance. El umpire se quitó su máscara protectora para encarar al piloto de los Diamondbacks, que guardó distancia al notar que el árbitro no tenía tapabocas.

El reclamo fue subiendo de tono y Ripperger convirtió a Lovullo en el primer expulsado de la era de la pandemia. El norteamericano de 55 años de edad le dijo otras cosas al juez y se marchó molesto al vestidor, no sin antes ofrecer su libreta de apuntes a Urueta, quien le dijo que no porque ya tenía la suya (según lo que se aprecia en el video).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *