PREFIERO MORIR DE PIE QUE VIVIR DE RODILLAS

Antes de una corrida de toros, se le frotan los ojos con vaselina para empañar la vista; Se inserta algodón en las fosas nasales para dificultar la respiración y se coloca una aguja en el medio de los genitales. Además, se frota una sustancia corrosiva en las piernas para que pierda el equilibrio. Todo esto también evita que se acuestes en el suelo. Para desorientarlo se guarda antes de mandarlo a la arena en un espacio estrecho y oscuro durante unos días. Cuando lo liberan, corre desesperado hacia la luz como si saliera de un largo túnel. Él piensa que su sufrimiento finalmente ha terminado y será liberado; en cambio, corre a la arena para enfrentarse a sus asesinos y a una multitud de sádicos …
. ESTO TIENE QUE TERMINAR !!! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *