SEBASTIÁN HURTADO, matemático colombiano: recibió el premio de ciencia más importante del mundo

Sebastián Hurtado, egresado de matemáticas de la U. Nacional, recibió el reconocimiento New Horizons in Mathematics Prize de los premios Breakthrough, reconocidos como los “premios Óscar de la Ciencia”.

Sebastián Hurtado hizo una maestría en el Instituto de Matemáticas Puras y Aplicadas, en Río de Janeiro, y un doctorado en la U. de Berkeley.Cortesía U. de Chicago

Esta semana tuvo lugar la décima edición de los premios Breakthrough, conocidos como el “Oscar de la ciencia”, en los que se reconocen a los genios del mundo que trabajan en las ciencias fundamentales: Ciencias de la vida, Física fundamental y Matemáticas.

El galardón exalta los descubrimientos revolucionarios en estas tres áreas y destaca el trabajo de investigadores jóvenes que, iniciando su carrera, están logrando avances inimaginables con el reconocimiento “New Horizons” (Nuevos Horizontes). Entre esos investigadores jóvenes, este año fue reconocido el matemático colombiano Sebastián Hurtado Salazar, “por sus contribuciones para probar la conjetura de Zimmer”, un problema matemático con el que se casó desde que inició su doctorado.

Una conjetura es un juicio, una afirmación que se supone cierta, pero que no ha sido probada ni refutada. Cando alguien demuestra su veracidad, pasa a un nivel de prestigio superior: teorema. La de Zimmer, saltándonos los detalles técnicos, tiene que ver con la simetría de nuestro universo y de los universos matemáticos. Busca entender varios espacios en varias dimensiones.

Hurtado dedicó gran parte de su vida académica a estudiarla y, aunque parecía el tipo de conjetura que podría mantener a la gente ocupada durante bastante tiempo, e incluso, toda una vida, antes de lo esperado y con el trabajo conjunto de otros dos científicos, Federico Rodríguez Hertz (Argentino) y Zhiren Wang, lograron demolerla.

Sebastián Hurtado es matemático de la Universidad Nacional de Colombia, hizo estudios de maestría en el Instituto de Matemáticas Puras y Aplicadas en Río de Janeiro y realizó su doctorado en la Universidad de Berkeley, en California, donde el estudio de las simetrías se convirtió en su obsesión, que hoy lo lleva a recibir este importante reconocimiento.

Los galardones otorgados

El premio Breakthrough entregó este año 15,75 millones de dólares en premios por descubrimientos que conducen a las vacunas hoy usadasc para el COVID-19, tratamientos para enfermedades neurológicas y relojes cuánticos de una precisión sin precedentes.

“La respuesta científica y médica a el COVID-19 no ha tenido precedentes, y dos de los premios de este año son por avances que jugaron un papel importante en esa respuesta”, asegura la fundación que otorga estos reconocimientos en un comunicado. Se trata de las innovadoras vacunas desarrolladas por Pfizer / BioNTech y Moderna que han demostrado su eficacia contra el virus se basan en décadas de trabajo de Katalin Karikó y Drew Weissman. “Convencidos de la promesa de las terapias de ARNm a pesar del escepticismo generalizado, crearon una tecnología que no solo es vital en la lucha contra el coronavirus en la actualidad, sino que también es muy prometedora para futuras vacunas y tratamientos para una amplia gama de enfermedades, como el VIH, el cáncer, autoinmunes y Enfermedades genéticas”, destacan.

Asimismo, la identificación y caracterización casi inmediata del virus, el rápido desarrollo de vacunas y el monitoreo en tiempo real de nuevas variantes genéticas hubieran sido imposibles sin las tecnologías de secuenciación de próxima generación inventadas por Shankar Balasubramanian, David Klenerman y Pascal Mayer. Antes de sus invenciones, volver a secuenciar un genoma humano completo podía llevar muchos meses y costar millones de dólares; hoy, se puede hacer en un día a un costo de alrededor de $ 600. Esto resultó en una revolución en la biología, permitiendo la revelación de una diversidad genética insospechada con importantes implicaciones desde la biología celular y del microbioma hasta la ecología, la medicina forense y la medicina personalizada.

Por otro lado, destacan, mientras algunos exploran el mundo físico con una precisión cada vez mayor, los otros estudian las fronteras de los espacios abstractos alucinantes.

Takuro Mochizuki trabaja en la interfaz de la geometría algebraica (donde las soluciones a los sistemas de ecuaciones aparecen como objetos geométricos) y la geometría diferencial (donde las superficies lisas se despliegan en múltiples dimensiones complejas). “Mochizuki superó inmensos desafíos técnicos y conceptuales para extender los límites del conocimiento profundamente en un nuevo terreno, extendiendo la comprensión de los objetos llamados módulos D holonómicos para incluir variedades con singularidades, puntos donde las ecuaciones en estudio ya no tienen sentido. En el proceso, ha dado una base completa al campo, resolviendo todas las conjeturas básicas de larga data”. Recibió el galardón en Matemáticas.

En física Hidetoshi Katori, de la Universidad de Tokio, y Jun Ye, del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología y la Universidad de Colorado recibieron el galardón por sus contribuciones sobresalientes a la invención y desarrollo del reloj de celosía óptica, que permite pruebas de precisión de las leyes fundamentales de la naturaleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *