BOGOTÁ. El niño DANIEL SANABRIA, con su flauta dulce fue protagonista, espontáneo, en el concierto del violinista André Rieu

Foto: Twitter @andrerieu

Más de 10 mil personas quedaron en silencio ante un problema técnico durante el concierto del violinista y director de orquesta André Rieu: Por más de una hora la producción del evento intentó solucionar la situación, pero el público comenzaba a impacientarse, es allí cuando deciden suspender el recital. Los espectadores estaban frente a uno de los mejores violinistas del mundo, no podían pasarlo por alto, decidieron corear canciones mientras veían transcurrir el tiempo.

Imagen

Pero el pequeño Daniel Sanabria vio la oportunidad perfecta para demostrar su talento, pues se levantó del asiento y en compañía de una flauta dulce entonó una melodía. El público se quedó atónito ante la valentía y la fuerza musical del niño de tan solo ocho años, robándose la atención de los presentes del mágico concierto.

Imagen

Los asistentes lo vitorearon y el joven músico fue invitado al escenario por los organizadores, en donde fue recibido por el propio Rieu. El problema de sonido fue resuelto y el pequeño acompañó con su flauta una de las canciones de la orquesta y cumplió así su sueño de conocer al gran maestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *