COLOMBIA. Un nuevo aire, a las 16 curules para las VICTIMAS dio la Justicia

Robinson López Descanse, de la Organización de Pueblos Indígenas de la Amazonía colombiana, interpuso una tutela contra el Congreso de la República. Alegó que se les estaban violando los derechos fundamentales a la paz, a la participación, a la vida económica, política, administrativa y cultural de la nación, a la representación política y al debido proceso administrativo. Y pidió, además, una medida cautelar: que el proyecto de las curules siguiera su curso y no se detuviera por esta pelea entre el Congreso y el Gobierno.Resultado de imagen para Robinson López Descanse, de la Organización de Pueblos Indígenas de la Amazonía colombiana

La Juez 16 Administrativa de Bogotá le concedió esa medida cautelar, que es provisional y no define de fondo el asunto de la tutela, que apenas fue admitida y va a ser estudiada. De manera provisional, la justicia le ordenó al presidente del Senado que, de manera inmediata, envíe el texto del acto legislativo, que crea las 16 curules para víctimas en la Cámara durante los periodos legislativos 2018-2022 y 2022-2026, al presidente de la República. Y luego de eso pase a la Corte Constitucional para que revise que la reforma esté acorde con la Constitución.

Otra determinación judicial se conoció este lunes y tiene que ver con la demanda que el Gobierno interpuso para no dejar hundir la creación de 16 curules para las víctimas.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca aceptó este lunes la acción de cumplimiento inoada, rechazada inicialmente por formalismos, que fueron subsanados

El proyecto de reforma constitucional ha estado en vilo por cuenta de una disputa matemática. Durante la votación definitiva en el Senado, 50 senadores, de los 102 miembros, votaron a favor.

El presidente de la corporación, Efraín Cepeda, dijo que se caía la iniciativa porque no había alcanzado la mayoría absoluta (la mitad + 1)

El Gobierno Santos asegura que sí se aprobó porque tres senadores están suspendidos y el quórum se debía establecer sobre 99 senadores, y la mayoría de 99 es 50.

El camino es largo y seguramente las victimas, como de costumbre: verán aplazadas sus aspiraciones congresionales hasta que “San Juan agache el dedo”, porque:

Aunque la funcionaria judicial ordenó, como medida cautelar, que continuara su trámite, lo cierto es que aún no hay una decisión de fondo sobre la suerte de esas curules.

En la misma decisión de la juez, en la que se conceden medidas cautelares solicitadas por el ciudadano Robinson López Descanse, la funcionaria aclara que esto no implica “prejuzgamiento, ni anticipación de la decisión” de fondo.

Es decir, la juez ordenó que siga el curso el proceso para la aprobación de las curules, entre tanto su despacho estudia el caso y toma una decisión final sobre su legalidad.

En todo caso, así la juez considere en su decisión final que las curules fueron aprobadas con la mayoría de votos en el Congreso y que quedaron en firme, su decisión puede ser impugnada y llegaría al superior jerárquico de la juez e incluso la tutela podría llegar a revisión de la Corte Constitucional.

Entre tanto, la juez dio plazo de un día para que la Mesa Directiva del Senado, la Presidencia de la República y la Procuraduría presenten sus consideraciones sobre las pretensiones del tutelante.

Esos documentos serán estudiados por la juez para dar a conocer su respuesta a la tutela en la que López Descanse argumenta que le violaron “el derecho fundamental a la paz, a la participación, la vida económica, política, administrativa y cultural, a la representación política y al debido proceso administrativo”.

Al tiempo el Gobierno Nacional ha llevado el caso al Tribunal administrativo de Cundinamarca. En esa instancia se podría dar una decisión sobre el tema que también tiene recursos que llevarían el caso ante el Consejo de Estado. 

¿Quién es el tutelante?

Robinson López Descanse es un activista de derechos humanos y se ha desempeñado como Coordinador de Derechos Humanos y Paz de la Organización de Pueblos Indígenas de la Amazonía colombiana (OPIAC).

Hace parte del pueblo Inga que tiene asentamientos en Putumayo, Nariño y Caquetá.
Ha sido representante legal de la Asociación de cabildos indígenas del municipio de Villagarzón (Putumayo), organización contratada en marzo de 2014 para realizar el tercer encuentro intercultural de pueblos indígenas Inga, Embera, Awa, Nasa y Pastos de ese municipio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *